Letras – Ciclos

Ciclos

Ciclo vital

Una velada de vodka
destruye nuestras cabezas,
así es la soledad,
como el viento con las piedras.

Te desarma de a poco,
destruye tu integridad.
Para cuando te des cuenta,
serás polvo estelar.

Son cien años de morir de pie.
Mucho tiempo en la cuerda floja.
La vida es solo subsistir,
la que un día te arrebatarán.

Con rayas en las murallas
marcas los días vividos.
Así transcurre la danza
de la luna con el sol.

Rompes tu monotonía
con los cambios de estaciones,
así el frío y el calor
dan la tónica del día.

Imagina que vienes fechado,
que al nacer bien elaborado
supieras de tu caducidad.
Tal vez la vida sería mejor.

Cumples bien la ceremonia
del trabajo hasta tu hogar.
Esas son las paredes
que marcan la eternidad.

En un laberinto vives,
también lo es tu corazón.
Escondiéndote a la muerte,
negándote libertad.

Cada día es un día menos.
La vida es la cuenta regresiva.
Lo que comienza cuando nacemos,
gastamos el material astral.

Imagina que vienes fechado,
que al nacer bien elaborado
supieras de tu caducidad.
Tal vez la vida sería mejor.

 

Destierro

Cuando abandones tu cuerpo
en el río de la muerte debes navegar,
no mires atrás, no.

No es un juego, no es un sueño,
es la vida se desplaza
en su punto final,
tal vez no es tan malo.

La humedad, el calor, la cordura,
se te acabarán.
Asume, estas muerto.

Mira todo es una masa,
carne inmunda como el cuerpo
que dejaste atrás.
Ya es parte del limbo.

Vives dentro de un horno
que absorbe tu alma.
El suelo está formado
por lo que era tu cuerpo.

Un lugar donde el cielo se alimenta.
Te absorberá
la boca de fuego.
El espacio, el temor, las visiones
te aniquilarán.
Solo hay muerte eterna.

Vives dentro de un horno
que absorbe tu alma.
El suelo está formado
por lo que era tu cuerpo.

Lentamente va a sufrir,
mortalmente va a caer.
Lentamente va a sufrir,
mortalmente va a caer.

 

Estrella fugaz

Sabes bien adonde voy.
No siempre fui.
Porque estoy aquí
otra vez.

Estrella fugaz, volví a ver.
Yo pensé que tú
estarías aquí
otra vez.

Mira mi alma.
Siente el dolor.
Mira mi cuerpo.
Ya no estoy.

Porque tu sabes muy bien
adonde fui.
Porque tu hieres mi piel
y no hasta el fin.
Porque tu eres amor
y yo dolor.

Tu amor.

Tan solo quiero sentir
lo que no soy.
Tan solo quiero vivir,
solo por hoy.
Porque tu eres amor
y yo dolor
Porque tu eres amor
y yo dolor.

 

Aquelarre

Cuando el señor llama a sus siervos,
en su templo oculto adquiere poder.
Cuando llegue el día, su culto despertará.
Seres primigenios la tierra arremeterán.
Cuídate del pacto, tu alma no descansará.

Seres del infierno le han entregado poder.
Los dioses de la muerte, tu sangre quieren ver.
Tu intromisión maldita, nadie va a perdonar.
Si al lugar te acercas, en infierno caerás.

Los cuervos han llegado, es la señal del final.
El culto es completado, el cielo cambiará.
Retorna el suelo humeante, comienza la fisión.
La tierra ya se entrega a la transformación.

Cuando avenidas,
sean ríos de sangre.
Cuando la tierra,
sea solo carne.

Cuando su reino
sea nuestro al fin,
serán el alimento
que nos llevará al final

llevará al final.

 

El ojo Maligno

Siente las voces del viento ancestral.
Cantan los cuervos presagios del mal.
Escondo mis ojos, triste realidad.
Mira los tiempos oscuros vendrán.

Tierra hiperbórea has de ser.
Suelos agrestes no han de florecer.
Un salto en las sombras, me hundo en el mar.
Cientos de manos me acompañarán.

Mira mis ojos, no me encontrarás.
Busca mi alma en el fondo del mar.
Cuentas recuerdos de aquel tiempo gris.
Tu alma en las sombras nunca ha de morir.

El ojo maligno perturba tu paz.
Los dioses antiguos te abandonarán.
Deja en mis manos la lluvia de abril.
Solo figuras que han de venir.

 

Izzual

¡hey! Sabes que,
ya no estoy.
El de ayer,
ya no soy.

El cielo cae
a mis pies,
se desploma
frente a mi.

¡Hoy! Ya no estás.
En la corte,
me perdí.
Perdí la luz
que guiaba
mi andar.
¡Ya no estoy!

Ahora tengo piel.
Mis manos pesan más,
al caer.
Ahora tengo sed,
Nada que beber.

¿Quién eres tú,
que caminas al revés?
Se cuelgan almas a tus pies,
yo las quiero de beber.

Ya no volveré.
Ni te miraré
sentado al revés.

In hell

En el domo tres, cuesta respirar.
No puedo esperar. Hay que abortar.
Venme a rescatar. Verte aquí morir.

¡Aquí in hell, in hell!
tendrás que aguantar.
¡Aquí in hell, in hell!
Y así podrás sanar.
¡Aquí in hell, in hell!
Verás frente a ti.
¡Aquí in hell, in hell!
El sol oscurecer.
¡Aquí in hell, in hell!
Solo tú tendrás
¡Aquí in hell, in hell!
Que verte renacer.

Tendrás un dolor, que no podrás parar.
Tu alma no podrá. Tu mente morirá.

Bajo un cielo gris,
en la oscuridad.
Déjate morir.
Solo tú estarás.
Gases por doquier.
Noche eterna es.
Déjate caer.
La que tu tendrás.

Tendrás un dolor,
que no podrás parar.
¡Elimina mi alma espacial!
Tu alma no podrá.
¡Ya no aguanto más!
Tu mente morirá.

 

El viaje.

Deja descansar.
Quiero despertar cuando el sol
de una nueva humanidad
cubrirá mi eternidad.
Una nueva luz,
feliz has de ser.
Que esa cruz
que cargaste sin cesar
ya no te afecte.

Muestra el camino.
Calma mi sed.
Y encontrar,
un lugar
donde el sol
brille más.
Deja de soñar.

Deja descansar.
No más soledad.
Que la luz del destino,
nos guiará hacia una
nueva humanidad.
Una nueva fe
para un nuevo ser.
Que tu voz
multiplique nuestro pan
en el nuevo viaje.

 

Todo está bien.

El cielo sangra hasta llover.
La lava cubre ya mis pies.
La noche oculta el cielo gris
y tu danzando hasta morir.

No importa, todo está bien.
Que importa, todo está bien.

Pequeña es tu vida mortal,
para influir en el final.
En esta historia no hay lugar
para expresar tu voluntad.

Yo soy el que decide.
Yo soy quien hace al mundo.

Y donde quedamos nosotros,
malditos simples mortales,
si al final nuestras horas
son solo un soplo en el tiempo.
Construimos un camino
que otros recorrerán
y cuando tenemos la satisfacción
de la obra terminada,
son altísimos señores
los que aprueban o rechazan
y que entienden el sentido
de nuestras pequeñas obras.

 

Pirata

Si tú, mirando el pasado,
sientes que todo acabó,
no es así, ¡No!
No es tiempo perdido aún tener ¡Si!
recuerdos del fin, yo lo se.

Mil años guardando
un luto por siempre.
No es fácil seguir y saber que
sus ojos no brillan por mi.
Son recuerdos del fin
yo lo se.

Si tu llegaste a la cima
y estás ¡Si!
pensando en caer otra vez.
Se sufre por siempre al tener
recuerdos del fin
yo lo se.

 

Black Roses.

El vómito en el piso
no me deja respirar.
La sangre en mi cara
comienza a oler mal.

La gente que me mira
a comenzado a gritar.
Sigo, voy corriendo,
solo quiero escapar.

Aplasta, aplasta mi mente.
Rompe, rompe mi alma.

El furgón de policía
se acerca al lugar.
El cuchillo en mi bolsillo
vibra, vibra con maldad.

Te recuerdo fragmentada,
danzando y ya no estás.
Te busco y no te encuentro
porque ya no respiras más.

 

Finale

Cuando era niño,
medio dormido,
junto a mi madre,
sentado en la micro.

El cielo está rojo.
El sol de septiembre,
no brilla así,
ya no es así.

Y aunque ahora vivo en ella,
la promesa no era así.
Y todo era una mentira,
pastillas para dormir.

Estar seguro en la vida,
no significa vivir,
encerrado en tu casa,
siempre buscando evadir.

Decepción es la palabra
de lo que quiero decir.
Ya no queda una salida,
es el principio del final.
El principio del final.