Letras – En la Mente del Golem

 En la mente del Golem

Destierro

Cuando abandones tu cuerpo
en el río de la muerte debes navegar,
no mires atrás, no.
No es un juego, no es un sueño,
es la vida se desplaza en su punto final,
tal vez no es tan malo.
La humedad, el calor, la cordura,
se te acabarán.
Asume, estas muerto.
Mira todo es una masa,
carne inmunda como el cuerpo
que dejaste atrás.
Ya es parte del limbo.

Vives dentro de un horno
que absorbe tu alma.
El suelo está formado
por lo que era tu cuerpo.

Un lugar donde el cielo se alimenta.
Te absorberá
la boca de fuego.
El espacio, el temor, las visiones
te aniquilarán.
Solo hay muerte eterna.

Vives dentro de un horno
que absorbe tu alma.
El suelo está formado
por lo que era tu cuerpo.

Lentamente va a sufrir,
mortalmente va a caer.
Lentamente va a sufrir,
mortalmente va a caer.

 

Rey Midas

Siente en tu cuerpo
el transcurso del tiempo.
Por fin puedes retornar.
Pesa en tus hombros el cabello gris.
Siembras semillas del mal.

Hoy te vuelve el alma al cuerpo,
después de la lluvia gris.
Son siglos de esperar,
llorando.

Son otros los rostros que miran tu ojos,
es otra la mentalidad.
Nadie comprende tu absurda misión,
en otro tiempo a lo mejor.

Hoy te sientes desplazado,
te sientes acabado.
En una pieza oscura,
no hay luz.

Hiso lo peor y el sueño murió.
Tus aires de Rey Midas.
El caos total cubrió la ciudad
acequias testigos serán.

Hiso lo peor y el sueño murió.
Tus aires de Rey Midas.
El caos total cubrió la ciudad,
acequias testigos serán.

 

Vampiria

Viste mi alma entre las sombras.
Que me acaricies me hace bien.
Soy como un ente quieto, busco paz.
Tú si me sabes comprender.

Hoy puedes ver mi expresión.
de encontrar tu aprobación.
Eterna es mi bendición.
Tu sangre es mi inspiración.

Buscas mi rostro indefenso.
Hundes tus dientes en mi piel.
Mi sangre corre por tus venas al fin.
Ya formo parte de tu ser.

Hoy puedes ver mi expresión.
de encontrar tu aprobación.
Eterna es mi bendición.
Tu sangre es mi inspiración.

Que mis fluidos te den de beber.
Ahora formo parte de tu ser.
Que nunca vea la luz del sol.
Ahora se lo que es vivir sin morir.

Que mis fluidos te den de beber.
Ahora formo parte de tu ser.
Que nunca vea la luz del sol.
Ahora se que vivo y no muero.

 El viaje

Deja descansar.
Quiero despertar cuando el sol
de una nueva humanidad
cubrirá mi eternidad.
Una nueva luz,
feliz has de ser.
Que esa cruz
que cargaste sin cesar
ya no te afecte.

Muestra el camino.
Calma mi sed.
Y encontrar,
un lugar
donde el sol
brille más.
Deja de soñar.

Deja descansar.
No más soledad.
Que la luz del destino,
nos guiará hacia una
nueva humanidad.
Una nueva fe
para un nuevo ser.
Que tu voz
multiplique nuestro pan
en el nuevo viaje.

 

In Hell

En el domo tres, cuesta respirar.
No puedo esperar. Hay que abortar.
Venme a rescatar. Verte aquí morir.

¡Aquí in hell, in hell!
tendrás que aguantar.
¡Aquí in hell, in hell!
Y así podrás sanar.
¡Aquí in hell, in hell!
Verás frente a ti.
¡Aquí in hell, in hell!
El sol oscurecer.
¡Aquí in hell, in hell!
Solo tú tendrás
¡Aquí in hell, in hell!
Que verte renacer.

Tendrás un dolor, que no podrás parar.
Tu alma no podrá. Tu mente morirá.

Bajo un cielo gris,
en la oscuridad.
Déjate morir.
Solo tú estarás.
Gases por doquier.
Noche eterna es.
Déjate caer.
La que tu tendrás.

Tendrás un dolor,
que no podrás parar.
¡Elimina mi alma espacial!
Tu alma no podrá.
¡Ya no aguanto más!
Tu mente morirá.

 

El Ojo maligno

Siente las voces del viento ancestral.
Cantan los cuervos presagios del mal.
Escondo mis ojos, triste realidad.
Mira los tiempos oscuros vendrán.

Tierra hiperbórea has de ser.
Suelos agrestes no han de florecer.
Un salto en las sombras, me hundo en el mar.
Cientos de manos me acompañarán.

Mira mis ojos, no me encontrarás.
Busca mi alma en el fondo del mar.
Cuentas recuerdos de aquel tiempo gris.
Tu alma en las sombras nunca ha de morir.

El ojo maligno perturba tu paz.
Los dioses antiguos te abandonarán.
Deja en mis manos la lluvia de abril.
Solo figuras que han de venir.